Cuidados para la piel

Cuidados para la piel

Bronceado natural y potente con zumo de zanahoria

Ya sé, ya sé para las que estamos en España esto suena muy lejano… Pero el caso es que hay que pensar en todas nuestras lectoras y para aquellas que han celebrado la Navidad en la playa es decir, todo el hemisferio sur, donde allí es verano (Argentina, Uruguay, Chile…) va dedicado este artículo, con el que  conseguir un bronceado espectacular y 100% seguro.

¿Como? Pues muy fácil aprovechando el poder que la naturaleza imprime a nuestras hortalizas y no hay mejor ejemplo que la zanahoria.

En el post de hoy vamos a hablar de las zanahorias, sus propiedades y de como añadirlas en nuestra dieta para conseguir una piel más lisa, nutrida y protegida de los efectos negativos sol.

Todas hemos oído hablar de que tomar zanahorias mejora el bronceado, pues bien no solo esto sino que además nos ayuda a conseguir una piel protegida frente a las temperaturas extremas y a mejorar su aspecto.

Debido a su alta composición en carotenos y provitamina A, la zanahoria se convierte en uno de los mejores y más eficaces bronceadores que te puede proporcionar la naturaleza.

Composición de la zanahoria:

La zanahoria contiene un 20% de desperdicios, un 1,5% de proteinas, un 0,2% de grasa, 7,3% de azúcares y un 2,5% de fibras. Pero sobre todo destaca por sus grandes cantidades de caroteno.

Predomina la vitamina de tipo A en forma de provitamina, también el hierro, el potasio y el calcio todo en niveles considerables.

Beneficios:

  1. Casi el 90% de la zanahoria es agua, esto la convierte en una alimento hipocalórico que ayuda en las dietas de adelgazamiento.
  2. Es antioxidante y un eficaz protector de la piel.
  3. De los 2 miligramos diarios de vitamina A diaria recomendada, la zanahoria te aporta entre 4 y 10 mg. por cada 100 gramos.
  4. Previene los procesos degenerativos de la piel.
  5. Regula los procesos intestinales gracias a su alto contenido en fibra.
  6. Ayuda a que la piel permanezca suave, tersa y bronceada durante todo el verano.
  7. Mantienen la piel hidratada y le proporcionan un tono bronceado.
  8. Comer zanahoria unos días antes de tomar el sol ayuda a proteger la epidermis pues sus betacarotenos activan la producción de la melanina.
  9. Desempeña un papel muy destacado porque actúa como un precursor de la vitamina A.
  10. Los betacarotenos además neutralizan los radicales libres que se generan sobretodo en verano por una excesiva exposición solar.

Zumo de Zanahorias super bronceador:

El zumo de zanahorias se toma crudo todas las mañanas durante 15 días antes de la exposición solar y durante todo el verano. Para prepararlo pon atención:

  1. Primero limpia bien las zanahorias de polvo e impurezas metiéndolas en agua y dejándolas un tiempo en remojo.
  2. Raspa su superficie con un cuchillo sin pelar la piel ya que en ella es donde se encuentra la mayor concentración de carotenos o vitamina A.
  3. Coloca las zanahorias troceadas en la licuadora o batidora.
  4. Ahora puedes añadir algún cítrico para mejorar su sabor a la vez que le proporcionas un toque de vitamina C a tu zumo, (previniendo también esta vitamina del envejecimiento prematuro a la piel). Puedes poner naranjas, limas o limones con los tres el resultado es espectacular.
  5. Si te gusta más líquido añade agua mineral o hielo para conseguir licuarlo más.
  6. Si te gusta con un toque dulce puedes añadirle miel, azúcar o edulcorante (yo personalmente no le añado pero eso va a gustos…).

Maquillaje10

Artículos Similares

Sin Comentarios

Deja tu comentario